Para una cita con nosotros
llámenos al

(809) 534-8118

Restauraciones en Resina VS Restauraciones en Amalgama

Este tema tan controversial en otro tiempo sigue siendo tema de cuestionamiento dentro de la población, y los pacientes se nos acercan a veces, con algo de timidez y nos cuestionan sobre que es mejor; Los empastes de "platino" o los "blancos"?

Pues bien, las amalgamas como ya es bien conocido, son una aleación metálica y uno de sus componentes es el mercurio (el único metal liquido en la naturaleza), el cual es toxico para el organismo. Esta es una de sus grandes desventajas, la otra es que para ser colocado en el tejido dentario debe de conformarse una cavidad con algunas especificaciones de forma. Es decir, que esta cavidad debe ser retentiva ya que es por trabazón mecánica que es retenida dentro de la cavidad dental. Por lo tanto cuando tenemos una caries pequeña, tendríamos que necesariamente desgastar mas tejido del necesario para adquirir la forma adecuada para la colocación de la amalgama, constituyendo esto otra razón en contra de su utilización.

Otro factor desfavorable es el hecho de que si tenemos grandes cavidades con esmalte debilitado es mejor eliminar dicho esmalte, que mantenerlo, ya que como no existe una unión estrecha entre el material y el remanente de este esmalte, las fuerzas masticatorias pueden provocar la fractura no controlada de este tejido.

Por otro lado esta el tema de la corrosión y erosión que sufre este material. Este material necesita, después de colocarse, una segunda cita para ser correctamente pulido, y así minimizar los efectos de dicha corrosión. y el hecho de que por estética es imposible su colocación en las piezas anteriores.

Sin embargo, es bueno señalar que la amalgama es duradera, si ha sido colocada guardando parámetros propicios, y si esta ha sido sometida al proceso de pulido.

Con el advenimiento de los nuevos materiales de resina, todos estos inconvenientes han sido superados. Las resinas o composites, bien manejadas son extremadamente estéticas y duraderas, y no necesitamos mas que desgastar estrictamente el tejido afectado, ya que estas se adhieren a la superficie del diente a travez de una trabazón química producida de la siguiente manera:

Se coloca un ácido en el esmalte (que no es poroso) y lo convertimos en poroso (microscopicamente hablando) y luego utilizamos un agente de unión que penetra en estos poros y este a su vez se une a la resina. De esta manera tenemos una unión mas estrecha entre el remanente dentario y el material de restauración. Y por otro lado no necesitamos otra visita para pulir y completar el tratamiento.

Es necesario señalarle al paciente que debe evitar la ingesta excesiva de alimentos ácidos y/o carbonatados, ya que estos pueden deteriorar esa unión entre el material y la superficie dentaria.

Seria bueno señalar que necesitamos mantener una higiene estricta, ya que no importa cual restauraciñn estemos utilizando en boca mientras tengamos superficie dentaria, se esta expuesto a tener nuevamente caries.

Los comentarios están cerrados.